Usted está en : Portada: Economía
Viernes 3 de junio de 2011
Denuncian alza de enfermedades cardiovasculares en Pascua Lama

Representantes de los sindicatos del Consorcio Parina Cerro Alto y Redpath (contratistas de Barrick), en compañía del asesor Fabián Collao del Estudio Jurídico Fernández y Asociados, y junto al Presidente de la CUT Provincial de Copiapó, Javier Castillo, realizaron ayer una conferencia de prensa para dar a conocer lo que a su juicio es un aumento de las enfermedades cardiovasculares en los trabajadores que cumplen funciones en Pascua-Lama, faena de Barrick que se ubica a más de 5 mil metros de altura, a 150 kilómetros al suroeste de Vallenar.

TESTIMONIOS

Javier Diez entró en 2007 a Pascua-Lama, y ayer contó su historia: "En 2009 sufrí un infarto y producto de la tardía atención de la empresa, pasé 27 horas sin atención médica, lo cual me produjo una necrosis extensa, recién al otro día me derivaron al primer establecimiento que hay, que es el Hospital de Alto del Carmen, en donde el médico constató que yo tenía necrosis". Diez agregó que "a los meses siguientes debido a una urgencia, fui sometido a una operación en Viña del Mar que me trajo tres by pass, tengo un corazón de una persona de 80 años".

Respecto de la situación de Javier Diez, el asesor Fabián Collao contó que este funcionario "se encontraba en una situación de prestar su trabajo en condiciones de altura geográfica. El examen preocupacional de este trabajador estaba en perfectas condiciones".

Por su parte, Alejandro Álvarez, presidente del Sindicato del Consorcio Parina Cerro Alto, señaló que están "totalmente preocupados. Estamos viendo con los abogados tanto de la CUT, como con otras asesorías que tenemos, la muerte que tuvimos con la muerte de un colega y amigo Rafael Sánchez, y el otro problema que tenemos, que ocurrió a pocos días de esto, con Barraza, lo cual a nosotros nos tiene bastante preocupados porque él ya quedó con secuelas, ya no puede trabajar" (ver recuadro). Álvarez también hizo mención a las condiciones del campamento, y recordó las denominadas "camas calientes", ya que señaló que existen más trabajadores de la capacidad que tiene el campamento en la cordillera.

REGULARIZAR

Frente a las condiciones que enfrentan en el yacimiento, el dirigente solicitó a la empresa "que tengan la implementación de seguridad en las partes críticas, en las partes de altura, y no lo hay. Tenemos gente que está trabajando sobre los 6 mil metros de altura, que son perforos, esa gente está luchando con el frío, con la nieve cuando hay".

En este sentido, Collao llamó a regularizar la situación de los funcionarios que laboran en altura: "Nosotros hacemos el llamado de alerta. El trabajo en altura debe ser regulado (...) hay recomendaciones de cómo debe ser el trabajo en altura, sin embargo no tenemos regulado nada".

BARRICK RESPONDE

Mediante una declaración pública, Barrick sostuvo que tienen "altos estándares para el cuidado de la salud de sus trabajadores. Todos los colaboradores que están trabajando actualmente en el proyecto Pascua-Lama están capacitados y cuentan con todas las autorizaciones médicas exigidas por la normativa vigente para efectuar labores en condiciones de altura. Estas autorizaciones las entrega la Mutual de Seguridad", agregando que "la compañía aplica además permanentemente a sus trabajadores rigurosos exámenes preventivos. Un ejemplo de ello es la Evaluación de Salud para Exposición Laboral a Altitud (ELA)", y puntualizando que "si bien lamentamos la situación de estos trabajadores en particular, debemos precisar que dichos colaboradores también fueron controlados preventivamente y de manera periódica".

Desde la compañía minera también se refirieron a la situación del campamento, manifestando que "en cuanto a las condiciones del campamento Barriales del proyecto Pascua-Lama, este recinto cuenta con 1.356 camas para un promedio de 1.200 trabajadores por turno. La empresa considera ampliar el número de éstas en el campamento para llegar a tener una capacidad cercana a las 1.700 camas. Además se incrementará la capacidad en los otros campamentos de construcción, para acoger la gran demanda de trabajo que está generando el proyecto en la zona", añadiendo que "el campamento Barriales cuenta con dos policlínicos, uno en el campamento y otro en el sector de la frontera. Ambos operan las 24 horas del día, están conectados por teléfono, sistema de radio y red computacional. El policlínico Barriales cuenta con equipamiento clínico e insumos de farmacia necesarios para la demanda de atención, además de resolución para un médico, enfermero universitario, personal paramédico y conductor de ambulancia".