Usted está en : Portada: Editorial
Miércoles 27 de octubre de 2010
Inescrupulosos cortan las flores "garras de león"

Un fuerte llamado de atención realizó la Corporación Nacional Forestal (Conaf), ante el corte indiscriminado de flores en extinción, denominadas, "Garra de León".

Para ello, esta institución establecerá mayores fiscalizaciones en el parque Llanos de Challe, en la comuna de Huasco, lugar en donde se encuentran protegidas estas flores.

Al respecto, el director regional de esta entidad, Diego Morales, manifestó el compromiso a cuidar a estas especies en peligro. "Pese a las acciones desarrolladas por nuestro cuerpo de guardaparques, tendientes a conservar el patrimonio natural de nuestras Áreas Silvestres Protegidas, nos encontramos con esta lamentable situación, sobre todo, considerando que el ejemplar extraído posee flores de color amarillo, de menor floración que las rojas", comentó Morales.

Denuncias ciudadanas

La famosa "garra de león", según los botánicos, es exclusiva de Chile. Tiene tallos carnosos que se extienden por el suelo buscando el contacto con la tierra. Al final del tallo sus flores se agrupan formando una gran cabezuela, como un anhelo de unidad entre todas.

Esta especie rastrera, con tallos de 60 a 70 centímetros, vive en un área restringida del litoral de la Tercera Región. Se le descubrió engalanando el desierto costero en la floración de 1989, despertando desde entonces el interés de los visitantes. Por ello, llamó a la ciudadanía a denunciar el corte de esta u otras flores del desierto florido, tanto en áreas silvestres protegidas como fuera de ellas, pues la extracción de ejemplares de su hábitat natural representa el fin de su ciclo reproductivo, lo que a la larga provocará la extinción del organismo y, en consecuencia una menor cobertura de superficie del fenómeno del desierto florido.

Cabe consignar que la "garra de león" es una especie endémica de la provincia de Huasco, lo que significa que "en ninguna otra parte de la región, del país ni del mundo florece", recalcó el director del organismo. Además, solamente brota después de un invierno inusualmente lluvioso, por lo que sus ciclos de reproducción son mucho más escasos.

"Es necesario que la flora esporádica y efímera del desierto florido genere semillas para asegurar su reproducción, pues no es suficiente para su preservación la sola germinación a través de rizomas o bulbos", explicó Morales.