Usted está en : Portada: Editorial
Viernes 12 de marzo de 2010
El desafío de una mujer dedicada al servicio público

Como una mujer de profundas convicciones religiosas se define la nueva intendenta regional Ximena Matas Quilodrán.

Abogada de la Universidad de Atacama además de educadora de párvulos y madre de dos hijos, Francisco (20) y Felipe (23), ambos estudiantes de Derecho de esta misma casa de estudios, la primera autoridad regional entrega sus impresiones personales de una noticia que la tomó por sorpresa.

Sobre el llamado del Presidente Piñera comenta que "es algo que te sorprende, que te hace sentir sumamente honrada que puedan considerarte para asumir un cargo como este. Yo me estaba desempeñando en el área privada como abogada, muy contenta con el trabajo que allí realizaba en un grato ambiente laboral en una empresa responsable, por lo tanto me sentía súper contenta y ello significa también que haya sido más difícil poder decir que sí porque es como renunciar al ámbito que me gustaba y tomar y aceptar un desafío totalmente distinto muy grande, pero creo que a veces Dios te pone en el camino ciertas cosas y uno tiene que tomarlas y aceptarlas como lo mejor".

buena alumna y profesional

Desde la época de la Universidad fueron compañeras y amigas, y posteriormente trabajaron juntas en el Sernam Atacama.

Cinthia Rojas es abogada y amiga cercana de Ximena Matas. Indica que "Ximena es una persona sumamente esforzada, que ha trabajado y sacado adelante a sus niños", añadiendo "no es porque sea mi amiga pero era una muy buena alumna y posteriormente una excelente profesional. Estoy segura que la gente se va a dar cuenta que va a desarrollar una muy buena labor en el desafío que se le ha puesto por delante" puntualizó.

La intendenta sabe que la tarea no será fácil. "En lo familiar y lo personal se que no va a ser lo mismo de siempre porque es un poco más complejo en términos de los horarios que voy a tener con más horas de trabajo y demanda en términos de desplazamiento en la región pero creo que hay que tomarlo con voluntad, con optimismo y tratar de compatibilizar en calidad los espacios y tiempos con la gente que quiero para poder vivir bien".

Añade: "Si uno lo mira de hoy y desde ahora uno piensa que se vienen muchas cosas por delante, viene un trabajo súper arduo, menos tiempo en lo personal pero creo que uno tiene que compatibilizar las cosas, poder trabajar arduamente y seguir siendo la Ximena Matas de siempre".