Usted está en : Portada: Espectáculos
Domingo 1 de febrero de 2009
Minero, político, historiador y escritor: Oriel Álvarez Gómez (1923-2009)

Su solo nombre, nos trae a nuestra memoria, la historia misma de Atacama. Como dijo un escritor hace algunos años: "Conversar con él, es nutrirse de historia, de la savia genuina del minero, del pescador, del agricultor y de todo hombre atacameño".

Así es Oriel Álvarez Gómez, su gran sentido de sociabilidad, su sencillez, su espíritu por querer entregarlo todo sin egoísmo, su amistad y tantos otros buenos calificativos que posee este personaje, lo hacen transformarse en uno de los personajes más interesantes de Atacama.

Nació el 20 de noviembre de 1923, en la ciudad de Vallenar. Fueron sus padres don Pedro Álvarez y doña Manuela Gómez. De este matrimonio nacieron cinco hijos: Pedro, Segundo, Oriel, Melquisedec, Hernán y Abigail. A los pocos años de nacida esta última, fallece doña Manuela.

Años más tarde, Pedro Álvarez, contrae nuevo vinculo matrimonial, esta vez con la dama Margarita Munizaga. De este segundo enlace, nacieron diez hijos: Juana, Norma, Nelson, Julio, José, Rosa, Manuel, Antonio y Margarita.

Por traslado de padre al pueblo de Cachiyuyo, al ser nombrado administrador de la estancia Higuera y Minillas, Oriel Álvarez Gómez junto a sus hermanos, ingresa a la escuela de este lugar vecino a Domeyko. Es allí donde el futuro escritor y poeta, al contemplar los agrestes cerros, siente en sus venas el deseo de escribir todo lo que aprecia.

Es un autodidacto. Es por ello que años más tarde, con un sentido de responsabilidad admirable, completa sus estudios en el Liceo "José A. Carvajal" como alumno externo. Empieza a producir. Su pluma ya no pararía. Uno a uno, sus comentarios, poemas e investigaciones empiezan a conocerse a través de la prensa regional.

Una de sus prosas costumbristas se titula "Cachiyuyo". Este poema, en parte dice: "Lecho extendido de Arena/ lomas suaves de maicillo/ junto a la loma con penacho de pimiento/ en el que cimbraban los niños/ Aguadas salobres, como oasis perdidos / pajonales, Escorial, Agua Nueva y Aracena/ Los Burros, El Carbón, Cerro Manque y Ratones/ Balan las cabras/ rezagadas en los caletones /aúlla el viejo perro pastor ovejero/ Algarrobillas mezquinas de sombra/ agresivas de espinas / generosas en fruto / Burros resignados/ abrumados con su carga de leña/ pasos vacilantes / sin premura en llegar a su destino/ el látigo del marucho y los insultos no le inmutan"...

Contrajo matrimonio con la dama huasquina, dona Briceyda Tapia, de cuyo matrimonio nacieron cuatro hijos: Pedro, Oriel, Gloria y Dora. Su familia ha aumentado con la llegada de nueve nietos. Al referirse a su familia, Álvarez Gómez dice: "Ha sido importante por su apoyo, comprensión y constante estímulo".

EL HOMBRE PÚBLICO

Oriel Álvarez Gómez, es un hombre estimado, respetado por trabajadores, patrones y toda persona que lo llega a conocer, ya sea personalmente o a través de sus obras. Es por ello, que gracias a su personalidad y sociabilidad, impulsa en diferentes faenas, la creación de entidades gremiales y de bienestar social para trabajadores, actividad no muchas veces comprendida. Su afán de servicio público lo lleva a ser electo regidor por la comuna de Freirina, postulado por su Partido Demócrata Cristiano, en los períodos iniciados en 1960 y 1971. También, fue candidato a diputado por la antigua Provincia de Atacama.

SU OBRA LITERARIA

Sus numerosas investigaciones y creaciones, han sido publicadas en la prensa regional y nacional. Sus trabajos han permitido conocer aspectos inéditos de la historia atacameña. Después de tocar numerosas puertas y de innumerables entrevistas, Álvarez Gómez, logra entregarnos su exitoso libro titulado "Atacama de plata". Este libro es editado por Todamérica, consta de 266 páginas, donde se relatan interesantes capítulos del auge de la plata, la minería y personajes de Atacama. Nuestro personaje ha sido un admirador de la obra literaria realizada por José Joaquín Vallejo. Sus investigaciones son escritas en su libro "Jotabeche, Personaje Múltiple". Este trabajo ha sido editado en dos oportunidades con singular éxito. También nos ha legado un acabado trabajo que se titula "Jerónimo Godoy, padre de Gabriela", dedicado a este personaje con raíces huasquinas y que falleciera en Copiapó en 1911. Es la primera biografía reivindicatoria de quien fuera profesor y poeta. Esperamos con vivo interés la edición de su próximo trabajo, que dice relación con la historia del cobre de Atacama, la que está destinada a transformarse en un rotundo éxito.(Nota de la 2ª edición.- Don Oriel efectivamente, nos legó dos importantes obras más de investigación. La primera, su libro "Huasco de cobre" (1995) y posteriormente, "Historia de Petorca" (1998).

El 9 de diciembre de 1987, Álvarez Gómez es investido como Miembro Correspondiente de la Academia de Chilena de la Lengua.

La ceremonia, realizada en la ciudad de Copiapó, fue presidida por el Director de la Academia, el escritor Roque Esteban Scarpa, y por el Miembro de Número de la Corporación, Oreste Plath.

Esta denominación hizo justicia a la labor desarrollada por Oriel Álvarez Gómez y fue recibida con gran entusiasmo y felicidad por la comunidad regional.