Usted está en : Portada: Editorial
Domingo 4 de enero de 2009
Ubicación geográfica y población de los diaguitas

Ubicación Geográfica (Ayer y Hoy): Históricamente esta etnia se localizó en los Valles Transversales, actuales regiones de Atacama y Coquimbo. Estos valles son producto de los cordones andino costeros que van en dirección Este a Oeste al igual que los ríos. Los valles transversales los ubicamos desde los ríos Copiapó al Choapa.

En la actualidad, este pueblo ha renacido con fuerza en la provincia de Huasco, más específicamente en la localidad de Alto del Carmen, entre los valles de San Félix y El Tránsito, a unos 50 kilómetros al este de Vallenar. La Crónica de Relación Copiosa y verdadera del Reino de Chile entrega también una descripción sobre donde se ubicaron los pueblos que ellos encontraron en su paso por los valles de Copiapó y Huasco, en este caso la ubicación es similar a la planteada por Bibar.

Población Ayer y Hoy

A la llegada de los españoles, se dice que los diaguitas eran unos 25.000 ubicados en los distintos valles. Estos guarismos han sido estimados con distintas metodologías, siendo la más pertinente la utilizada por Jorge Hidalgo y Gonzalo Ampuero. Nuestra interpretación con relación a la población la estimamos usando la metodología del guarismo de Guanaco (este método usado en Perú, consiste en multiplicar la cantidad indios encomendados por 4 o 5 personas; en este caso se realizó la multiplicación por 4 personas por indio encomendado) Esto nos dice que en lo que hoy día es la actual Región de Atacama debió haber existido una población de 9 mil personas en el siglo XVI, población que rápidamente fue disminuyendo, producto de guerras, traslados y el mestizaje.

Actualmente el patrón demográfico diaguita debe reconstruirse. Nos parece que un primer paso importante es revisar las listas de niños y niñas, como también jóvenes que han postulado a la Beca Indígena del Ministerio de Educación y que han dicho reconocerse diaguita. El segundo paso será ver quienes libremente se reconocen diaguitas, pero insistimos que el patrón demográfico diaguita debe reconstruirse.

La Cerámica diaguita

Tiene utilidad, belleza y trascendencia: Los diaguitas destacan nítidamente dentro del resto de pueblos chilenos precolombinos por su rica y variada cerámica, según el arqueólogo Gonzalo Ampuero, la más hermosa y estilizada producida en el territorio americano durante el período precolombino.

La cerámica de este pueblo fue polivalente. Por un lado, satisfacía las necesidades diarias de estas sociedades creando cerámica utilitaria como ollas, platos, jarros, escudillas, cuencos, etc., en general, ornamentación para el diario vivir; pero por otro, también, su alfarería sirve como elemento de representación de las inquietudes espirituales y rituales de este pueblo. Su creatividad y habilidad plástica los ponía en contacto con sus deidades.

En un principio, los colores básicos utilizados fueron el negro y el rojo, luego agregan el blanco, café, gris y el amarillo. La cerámica diaguita presenta una evolución en sus dibujos geométricos gruesos, dibujos zoomorfos y antropomorfos, bordados de poncho, líneas quebradas, cuadrículados tipo ajedrez y una rica gama de combinaciones. En cuanto a las figuras podemos encontrar jarros patos, vasos cerámicos, escudillas, figuras ofídicas, jarros con formas humanas y de animales, aríbalos; lo que viene a corroborar la importancia de este pueblo en cuanto a sus expresiones artísticas y humanas.