Usted está en : Portada : Crónica Martes 10 de enero de 2006

Nuevo aeropuerto no supera a Chamonate en pasajeros

El nuevo y moderno aeropuerto Desierto de Atacama aún no alcanza la afluencia de público que tenía el antiguo Chamonate, evaluando sólo el mes de diciermbre.

Los vuelos deberían regularizarse despés del 12 de enero cuando comience a funcionar el sistema de combustible.

Ante la expectación que provocó la inauguración del nuevo aeropuerto "Desierto de Atacama" y los grandes beneficios que éste traería para la región en términos turísticos y de transporte, la gran mayoría de la comunidad se imaginó una importante afluencia de pasajeros, sobre todo en los meses de verano, cuando aumenta considerablemente, la demanda de pasajes.

Sin embargo, a diferencia de la creencia popular, el nuevo aeropuerto no ha contado con variadas condiciones que podrían mejorar la calidad de vida de los habituales viajantes, lo que deriva también en que el número de personas que viaja no supere a las que lo hacían mediante el aeródromo de Chamonate, hasta el año pasado. Un establecimiento aéreo más pequeño, menos moderno, con más complicaciones técnicas para el aterrizaje y despegue de las naves, sin embrago, más aceptado por los usuarios.

Según estadísticas de la Dirección de Aeronáutica Civil de Chile, en diciembre del año 2004, Chamonate recibió 201 operaciones, de las cuales se pueden contar a 4 mil 194 pasajeros que arribaron a la región, mientras que 202 vuelos fueron los que despegaron del recinto, los que sumaron 4 mil 365 usuarios. En ambas operaciones se cuentan los vuelos de aparatos pequeños, que en ese entonces sí podían parar en el recinto para cargar combustible.

El mismo mes del 2005, en el aeropuerto Desierto de Atacama, los vuelos y los pasajeros disminuyeron a 131 arribos y 131 salidas, lo que se debido a un factor específico: la falta de sistema de venta de combustible, situación que no permitía a los vuelos particulares, a los helicópteros y todo tipo de transporte menor a hacer un alto en el nuevo recinto, disminuyendo así el número de máquinas que llegaban y salían. Esta vez sólo se contabilizan las naves grandes que ya vienen con cargas completas.

Sin embargo, para el 12 de enero se espera que el sistema de venta de combustible comience a funcionar en el nuevo establecimiento, con el fin de contar con mejores condiciones de y entregar un mejor servicio.

En el recinto estará disponible el petróleo JP1, destinado para naves grandes, como vuelos comerciales y combustible de entre 100 y 130 octanos para aeronaves pequeñas, como avionetas, helicópteros, vuelos particulares, entre otros.

Esto permitirá establecer, nivelar y hasta superar los números de operaciones en comparación con las de Chamonate.

En febrero de 2005, mes en que comenzó a operar Desierto de Atacama, 134 aviones llegaron, mientras que 133 salieron de la pista atacameña.

Cuarenta y dos mil 973 pasajeros llegaron hasta la Tercera Región en mil 588 operaciones, mientras que 45 mil 170 personas abandonaron nuestras tierras en mil 589 operaciones.

 
COMENTARIOS
 

Los horarios de las líneas aéreas no se ajustan a las necesidades de los usuarios copiapinos. Ej. El día viernes no hay vuelos desde Calama y Antofagasta a Copiapó después de las 17 horas. Muchos trabajamos en esta zona teniendo residencia en Copiapó y nuestro horario de trabajo concluye en la hora indicada precedentemente. Ante esto tenemos que optar por el bus. Lo mismo ocurre los domingo. Al parecer los horarios aéreos están pensados en los pasajeros trabajadores que viajan de Santiago a la zona norte.

 

Héctor Alcota Pastene

halcota@codelco.cl

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto